El entorno

El pueblo

Prado de la Iglesia, se sitúan en San Martín del Pimpollar, al sur de la provincia de Ávila y a 50 Km de su capital. Se trata un municipio típicamente serrano, que aún conserva su arquitectura tradicional, y cuyo término se encuadra en el Parque Regional “Sierra de Gredos”.
Se trata de un paraje montuoso, situado en un cruce de caminos entre el Valle Amblés y el Barranco de las Cinco Villas, por el que se accede al valle del Alberche y al valle del Tormes. Destaca, por ello, la presencia en el camino de numerosas ventas de comida tradicional, que dan descanso a viajeros y turistas, como la Venta Rasca, la Venta Rasquilla, la Venta del Obispo o la Venta de San Miguel, en las que podemos degustar, por ejemplo, unas típicas patatas revolconas.

San Martín del Pimpollar, qué ver
Además de la belleza de su medio natural, adornado por vivos arroyos y vistosas laderas con piornos y retamas, de sus prados, huertos, y pinares y de las zonas naturales aptas para el baño, pues tres son los ríos que atraviesan su término, en el propio municipio podemos destacar la existencia de puentes de origen romano, tumbas árabes, la Iglesia del S.XVI, singulares chozos de pastor...

San Martín del Pimpollar, el paisaje

Tampoco podemos olvidar la Ruta Ornitológica “Camino de los Trampales”, que nos permitirá observar numerosas especies de aves (mirlo acuático, estornino, gorrión común, gorrión molinero, avión común, golondrina común, urraca, ruiseñor común o ruiseñor bastardo, alondra, zorzales, pardillos o jilgueros, milanos, águilas reales y buitres) y otros animales (corzos, jabalíes, ardillas, zorros, truchas, etc.), setas (níscalos, boletus, etc.), vegetación de ribera, bosques y pinares.
San Martín del Pimpollar, consta además de un núcleo de población anejo, Navalsauz, en cuyas inmediaciones destaca el Puente sobre el Alberche y también los restos de una posada en la Cañada Leonesa Occidental, situados entre el puente y la cueva del Maragato. También en Navalsauz, encontramos la pequeña iglesia de Nuestra Señora de la Peña, del siglo XV.
Hoy día, San Martín del Pimpollar, cuenta con una población de unos 200 habitantes, lo que hace de él un municipio acogedor. No obstante, cuenta con todos los servicios que se pueden esperar: bares, una panadería que elabora exquisitos dulces típicos de la zona, farmacia, carnicería, tienda de alimentación, centro médico…
En cuanto a las festividades, destaca la de su patrón, San Martín de Tous que se celebra el 11 de noviembre, siendo la fecha habitual en que se celebra la matanza tradicional; también sus fiestas de verano, el primer fin de semana del mes de julio; además, el día 15 de agosto, tiene lugar el corte de cintas a caballo.
Así también, desde 2011, entre los meses de mayo y junio, los pueblos del Norte de Gredos, entre ellos San Martín del Pimpollar, celebran el Festival del Piorno en Flor. En esta época primaveral es cuando tiene lugar la floración del piorno serrano, trasformando el paisaje con el singular color amarillo de sus flores.

Prado de la Iglesia, Festival del Piorno en Flor

Además, en el mes de julio y desde el año 2006, se celebra promovido por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, en el vecino municipio de Hoyos del Espino el Festival Músicos en la Naturaleza, donde se han dado cita artistas internacionales de la talla de Bob Dylan, Sting, Pet Shop Boys o Mark Knopfler, y nacionales como Los Secretos, Fito & Fitipaldis o Amaral.
No, no es Gredos aquella cordillera;
son nubes del confín, nubes de paso
que de oro viste el sol desde el ocaso;

sobre la mar, no roca: bruma huera.
Gredos, que en la robusta primavera
de mi vida llenó de mi alma el vaso
con visiones de gloria, que hoy repaso
junto a este mar que canta la gotera.
                     Miguel de Unamuno.

Sus alrededores

La situación del municipio de San Martín del Pimpollar, en un cruce de caminos, otorga a sus visitantes la posibilidad de conocer numerosos lugares de interés turístico cultural y paisajístico, situados a escasa distancia.
Por un lado, si avanzamos en dirección a Navarredonda de Gredos, nos encontraremos con el Parador Nacional de Gredos, abierto en 1928 y siendo el primero de los paradores que se construyó.
En esa misma dirección, podremos avanzar hasta llegar a Hoyos del Espino, donde podremos tomar la carretera de acceso a la Plataforma de Gredos, situada a 1750m de altitud y lugar de acceso natural a la ruta de subida hacia el Circo de Gredos. En esa misma carretera podremos ver el puente del Duque, enclavado en un pinar natural con zonas de baño y recreo, y construido en el mismo lugar donde existió un antiguo puente romano.
Entorno
La ruta del Circo de Gredos, consta de unos 12 Km, ida y vuelta, y arranca en la Plataforma llegando hasta la Laguna Grande de Gredos. Una vez arriba, podremos contemplar una de las mejores vistas del Circo de Gredos y su Laguna, el Pico Almanzor (2592m), el Cuchillar de las Navajas, el Casquerazo y los Hermanitos. Además, durante la subida, se podrán observar cabras montesas, así como otros endemismos de Gredos.
Vistas subida al Circo de Gredos
Por otro lado, San Martín del Pimpollar, se sitúa muy próximo al puerto del Pico, por donde atraviesa la calzada romana del S. II a.C., considerada una de las mejor conservadas de España, y lugar de paso natural de la Cañada Real Leonesa Occidental, la cual, comunica con el Valle del Tiétar. Dicha cañada, es una de las Cañadas de la Mesta cuyo origen se encuentra en la provincia de León, atravesando las provincias de León, Valladolid, Ávila, Toledo y Cáceres, hasta llegar a la provincia de Badajoz, y ha sido desde la Edad Media hasta hoy día ruta de trashumancia por donde sube y baja el ganado en busca de tierras más cálidas donde poder pastar en invierno.
Calzada Puerto del Pico, Valle del Tiétar
Descendiendo el puerto del Pico, podremos visitar los municipios de Cuevas del Valle, Mombeltrán, San Esteban del Valle, Santa Cruz del Valle o Villarejo del Valle, conocidos como “Las Cinco Villas”, y situados ya en el Valle del Tiétar, rodeados de paisajes y caminos singulares, olivares, castaños, y rincones típicos que aún conservan labores agrícolas tradicionales. Todos ellos, igualmente interesantes por su patrimonio cultural y paisajístico; no obstante, cabe destacar Mombeltrán, también conocido como La Villa o La Villa de Mombeltrán, donde podremos visitar el castillo de los Duques de Alburquerque, construido por Beltrán de la Cueva, Duque de Alburquerque en el siglo XV y declarado bien de interés cultural en 1949.
Así, avanzando por el Valle del Tiétar, llegaremos hasta Arenas de San Pedro, donde podremos visitar las Cuevas del Águila, las cuales, tienen una antigüedad de alrededor de tres millones de años y muestran caprichosas formaciones de calizas cristalinas en forma de columnas, estalactitas y numerosas galerías.
Cuevas del Águila/Pinar de Hoyocasero
También muy cerca encontramos, en el vecino municipio de Hoyocasero, el Pinar de Hoyocasero, espacio natural de interés ecológico en el cual podremos encontrar especies vegetales típicas de las regiones biogeográficas eurosiberiana, mediterránea y de montaña.